< volver

Pannacotta a la sidra con manzana caramelizada

Por Reyes, 24 de mayo de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Pannacotta a la sidra con manzana caramelizada

 

¡Hola amigos! Hoy quiero compartir con todos vosotros una versión más de uno de los clásicos de la repostería italina que más me gustan, la pannacotta. Esta especie de flan elaborado a base de nata (panna) cocida (cotta) tiene un sabor muy delicado que generalmente suele ser a vainilla, pero en esta ocasión me apetecía darle un toque más especial y sobretodo más nuestro, por lo que le he añadido también sidra asturiana. Y para acompañarlo, nada me pareció más acertado que unos deliciosos gajos de manzana caramelizados con panela, que le aporta un sabor muy especial. ¡Vamos allá con la receta!

 

Dificultad: muy fácil
Tiempo: 25 minutos + reposo
Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 ml de nata para montar
  • 100 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla (o una cucharadita de aroma)
  • 1/2 vaso de sidra (unos 100/125 ml) y un chorrito más para las manzanas
  • 1 sobre de agar agar
  • 2 manzanas
  • 2 cucharadas soperas de panela
  • 20 g de mantequilla
  • 1 /2 cucharadita de canela 

 

Elaboración:

1. Vamos a comenzar partiendo las manzanas en gajos y poniéndolos en una sartén junto con la mantequilla, la panela y la canela. Vamos dejando que se vaya cocinando a fuego muy lento y cuando comience a estar tierna le vamos a añadir un chorrito de sidra y dejaremos que se vaya reduciendo todo hasta que esté bien tierno y meloso.

2. Mientras tanto, ponemos en un cazo la nata con el azúcar y las semillas de la vaina de vainilla y llevamos a ebullición a fuego medio, removiendo de vez en cuando para asegurarnos de que se disuelve bien el azúcar.

3. Disolvemos el agar agar en el medio vaso de sidra y cuando la nata esté a punto de hervir lo añadimos y comenzamos a remover continuamente durante unos dos o tres minutos para asegurarnos de que se integra bien en la preparación.

4. Repartimos la mezcla en cuatro recipientes individuales y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente para finalizar llevándolos a la nevera unas cuantas horas, mejor la noche entera para que se quede muy fresquita.

5. Servimos la pannacotta con la manzana caramelizada. 

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

Podemos dejar la manzana para el último momento y así servirla templada con la pannacotta bien fresquita, creará un contraste de temperaturas muy interesante. La pannacotta está mejor de un día para otro, por lo que si vamos a tener invitados lo mejor será prepararla el día antes.

Espero que os haya encantado esta propuesta tan nuestra, no olvidéis contarme qué os parece si la probáis. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)