< volver

Pastel de calabacín con bacon

Por Alimerka, 2 de julio de 2013

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Para romper la rutina y disfrutar entre fogones, os proponemos una receta diferente de verduras: pastel de calabacín con bacon.

INGREDIENTES para 4 personas:

Para la masa:

  • 180 gramos de harina
  • 125 gramos de mantequilla
  • Medio vaso de agua
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 1 kilo de calabacines
  • 150 gramos de bacon
  • 1 cebolla
  • 200 gramos de queso fresco
  • 1 brick de nata líquida
  • 2 huevos
  • 125 gramos de queso rallado
  • Eneldo y orégano
  • Sal

ELABORACIÓN:

Vamos a comenzar haciendo la masa del pastel. Tamizamos la harina, para que nos quede fina, y le añadimos la mantequilla a temperatura ambiente. Mezclamos bien. A continuación, dividimos en dos la masa. A una parte, añadimos la sal y agua y mezclamos bien. Cuando tengamos una masa más o menos compacta, añadimos la otra mitad y terminamos de amasar. Cuando la tengamos preparada, la envolvemos en papel film y la dejaremos reposar en el frigorífico durante unos 30 minutos.

Cuando haya pasado este tiempo, toca extender la masa para colocarla en la base de un molde con las paredes más bien bajitas. Al estirar la masa, con cuidado de que no se rompa, nos sobrará algo de masa por los extremos que cortaremos y retiraremos.

Ahora, llevaremos al horno la masa a una temperatura de 220º durante unos 10 minutos más o menos. Para evitar que la base de la masa suba, tendremos que colocar peso. Podéis utilizar legumbres, como garbanzos, o bien un plato.

Mientras está en el horno la masa, podemos ir haciendo el relleno. Limpiamos y cortamos en daditos muy pequeños los calabacines y la cebolla y ponemos a pochar. Al rato, añadimos cortado en tiras el bacon. Dejamos que se nos haga, a fuego suave.

Por otro lado, mezclamos el queso fresco, los dos huevos, la nata, con un poco de sal, eneldo y orégano. Cuando esté lista, mezclamos con las verduras pochadas y ya tendremos listo nuestro relleno.

Ahora, colocamos el relleno sobre la masa y espolvoreamos la superficie con el queso rallado. Volvemos a introducir al horno y gratinamos 10 minutos a 200 grados.

Un plato delicioso que nos puede hacer las veces de comida o de cena. Y, además, si tenemos planeada una excursión fuera de casa, es una receta que gusta mucho para disfrutar al aire libre. ¿A quién le apetece un poco?

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)