< volver

Pizza soleada con Huevos Camperos

Por Teresa García, 5 de febrero de 2014

Añade esta receta a tu lista de favoritos
pizza soleada con huevos camperos

¡Qué buena pinta tiene esta receta de pizza soleada con huevos camperos! Una propuesta de Teresa García que ha conseguido un fantástico Iphone, el 2º premio de nuestro Reto de Enero. ¿Te animas a probarla?

INGREDIENTES:

Para la masa:

  • Harina
  • Sal
  • Aceite de Oliva
  • Levadura


Para la pizza:

  • Tomate frito
  • Queso emmental
  • Cebolla
  • Tomate natural
  • Bacon
  • Chorizo
  • Queso cabrales
  • Huevos camperos
  • Orégano

ELABORACIÓN:

Lo mejor contra el mal tiempo, una pizza 100% casera y llena de sabor asturiano. Esta pizza con los huevos camperos del Alimerka tiene una presentación diferente, muy nuestra y además esta riquísima.

La masa la hago siempre en casa. Tardas lo mismo que encargándola fuera y no tiene nada que ver. La masa es tan fácil que si la haces una vez, te convencerás. En un bol grande, coloca unos 300 gramos de harina, añade un pizca de sal y una pizca de levadura. No suelo echa mucha levadura porque nos gusta fina. Hacemos un volcán en el medio y añado medio vaso de aceite de oliva y una vaso de agua templada. Se mueve bien para poder amasar. Vamos amasando unos diez minutos y añadiendo un poco de harina si necesita. Tiene que quedar una bola que no se pegue a las manos. La dejamos reposar unos 20 minutos. Mientras vamos cortando y preparando el resto de ingredientes.

Sobre la encimera espolvoreamos con harina y extendemos la masa con un rodillo. En casa la hacemos rectangular, de la forma de la bandeja. Colocamos la masa sobre la bandeja y vamos montando la pizza.

  • Ponemos una capa de tomate frito. Con el brick pequeño de Alimerka más que suficiente.
  • Colocamos las lonchas de queso emmental.
  • Añadimos la cebolla picada fina porque queda muy jugosa.
  • Colocamos las lonchas de tomate natural.
  • Ponemos las tiras de bacon y unos daditos de chorizo.
  • Y, en el medio, cascamos un par de huevos camperos. Quedan impresionantes.
  • Por último, si os gusta, podéis espolvorear con un poco de orégano. Además del sabor, da un olor estupendo.

Sólo nos queda hornear a 180 grados durante unos 20 minutos. Así de fácil. Os ánimo a probarla porque además, la pizza, es perfecta para aprovechar los restos que suelen quedar por la nevera. Espero que os guste.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)