< volver

Pollo al estilo marroquí con su cuscús y cebolla morada encurtida

Por Cefe, 29 de marzo de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Pollo al estilo marroquí con su cuscús y cebolla morada encurtida


La cultura árabe está muy arraigada a los alimentos cocinados con sabores muy potentes y especiados.

Por eso, con esta receta, nosotros queremos darle un toque diferente, además, trataremos el pollo con “mimo” para que nos quede lo más jugoso posible y no se nos seque.

Si te gusta el cuscús… aquí te explico cómo cocinarlo y que no quede pastoso… también haremos una cebolla encurtida deliciosa.

¡Un platazo! 

DIFICULTAD: Fácil

TIEMPO: Una hora

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 4 muslos de pollo
  • 1 cebolla morada
  • 200 g de cuscús
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/4 de calabacín 
  • 1 cucharada pequeña de curry
  • Especias (tomillo y romero al gusto)
  • 4 cucharadas pequeñas de sal
  • 1/3 de vinagre de vino + 2/3 de agua
  • 1 pastilla de sacarina
  • 4 cucharadas grandes de aceite
  • 10 hojas de perejil


ELABORACIÓN:

Comenzamos preparando la cebolla morada ya que necesitaremos hacerla con 24 horas de antelación. 

1. Picamos la cebolla en juliana, es decir, en tiras pequeños… y la añadimos a un bol.

2. Le añadimos una pastilla de sacarina y el 1/3 de vinagre de vino + 2/3 de agua. (la medida la tomo con un vaso de sidra). Mezclamos todo, lo tapamos bien con film y lo metemos en la nevera dejándolo macerar durante 24 horas para que capte todos los sabores.

Vamos con el pollo.

3. Comenzamos poniendo una olla con abundante agua a hervir. Introducimos los mulos de pollo previamente salados y dejamos cocer durante 10 minutos a fuego fuerte.

4. Cuando tengamos los muslos precocidos, los ponemos en una bandeja.

Vamos con el adobo.

5. Mezclamos el curry, el tomillo y el romero. Añadimos el perejil y las 4 cucharadas de aceite. Mezclamos todo bien y empapamos los muslos.

6. El siguiente paso será poner a calentar el horno a una temperatura de 180ºC y cuando esté caliente metemos la bandeja en el horno para que se terminen de asar y absorban todos los sabores de las especias. Dejamos cocinar durante 15 minutos aproximadamente.

Vamos con el cuscús.

7. Ponemos 200 ml de agua a hervir. Por otro lado, ponemos el cuscús en un bol y cuando el agua esté hirviendo, se lo añadimos a este. Mezclamos, añadimos una cucharada pequeña de sal y lo volcamos sobre una bandeja de horno para que se enfríe y nos quede suelto. Mientras haces este proceso, es importante no parar de revolver para que se suelten los granos.

8. Picamos las verduras (pimiento rojo, calabacín y pimiento verde) en trocitos muy pequeños porque lo que busco es comerlas crudas. Lo mezclamos con el cuscús.

9. Por último, si lo deseas añadimos una cucharada de aceite en la sartén y podemos saltear en conjunto el cuscús con las verduras para calentarlo. Recuerda que siguiendo estos pasos, el cuscús te quedará suelto y sin apelmazar.

Ahora emplata a tu gusto.

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Esta cebolla la podrás conservar y utilizar para todo tipo de ensaladas

¿Por qué cocemos el pollo? Para hacerlo más jugoso

Y recuerda…La gracia de esta receta es la mezcla de todos estos sabores. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)