< volver

Pudding de pan con pera y arándanos

Por Reyes, 18 de enero de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Pudding de pan con pera y arándanos

 

¡Hola amigos! Hoy vengo con una receta de aprovechamiento para esas barras de pan que se nos han quedado duras. Se trata de un delicioso y cremoso pudding, repleto de fruta y con un aroma a canela y vainilla irresistible. Lo mejor de todo es que se prepara en un momento y es super sencillo, ideal para principiantes en la repostería. ¡Vamos allá con la receta!

Dificultad: muy fácil

Tiempo: 10 minutos + horneado

Ingredientes (para 6 personas):

  • ½ barra grande de pan cortada en cubitos
  • 500 ml de leche vegetal
  • 2 cucharadas de margarina y un poquito más para engrasar
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • la corteza de medio limón
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (o una vaina)
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 2 huevos
  • 2 peras peladas y cortadas en cubitos pequeños
  • 100 g de arándanos
     

 

ELABORACIÓN

1.Vamos a comenzar precalentando el horno a 180ºC. Engrasamos la fuente elegida con un poquito de margarina y reservamos.

2. Ponemos en un cazo al fuego la leche con la vainilla, la corteza del limón, el azúcar, la sal y la margarina y removemos bien hasta que esté todo bien derretido. Retiramos del fuego y desechamos la corteza del limón.

3. Batimos los huevos y les añadimos la mezcla anterior, sin dejar de batir para que se integre todo bien y no se nos cuaje la mezcla. Añadimos la canela y la nuez moscada y batimos de nuevo.

4. Ponemos los cubitos de pan junto con la pera también en trocitos en la fuente que habíamos engrasado y lo mezclamos bien.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka

Este pudding está delicioso tanto templado como frío. Sólo está riquísimo, pero también podemos servirlo acompañado de un poco de helado o yogur para hacer contraste de sabor y temperatura. ¡Espero que os animéis a prepararlo muy pronto, está exquisito!

5. Vertemos por encima la mezcla de leche y colocamos los arándanos encima. Espolvoreamos con un poquito de azúcar y canela y llevamos al horno durante una media hora o 45 minutos, hasta que lo veamos bien dorado.