< volver

Rodaballo a la asturiana

Por Cefe, 15 de diciembre de 2020

Añade esta receta a tu lista de favoritos


Hoy vamos a cocinar uno de los pescados más elegantes del mercado, el rodaballo. Con una carne blanca, grasa fina y textura gelatinosa, es considerado como un auténtico manjar, siendo un producto muy apreciado en los restaurantes gastronómicos.
En esta ocasión, la salsa la hemos denominado “asturiana” por los ingredientes que la conforman. Con crema de queso Cabrales y sidra achampanada como principales ingredientes, conseguiremos un matrimonio perfecto e ideal para estas fechas navideñas que tenemos a la vuelta de la esquina. 

Dificultad: fácil

Tiempo: 1 hora

Ingredientes: para 4 personas

  • 1 rodaballo (1,3 kg aproximadamente)*
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates maduros*
  • 2 cucharadas de queso crema cabrales
  • 2 vasos de sidra achampanada*
  • 2 cucharadas pequeñas de azúcar
  • Sal al gusto
  • 3 - 4 cucharadas de aceite de oliva

 

*El rodaballo limpio, sin cabeza y cortado en cuatro
*Puedes utilizar salsa de tomate como alternativa
*La sidra acampanada dará un sabor más dulce 


Elaboración:

  • Comenzamos picando el pimiento verde junto con la cebolla y lo ponemos a cocinar en la olla donde vamos a preparar la salsa. Cuando esté todo pochado, incorporamos el tomate, rallado o cortado en trozos. Añadimos la sidra y dejamos cocer todo unos 5 minutos a fuego no muy alto.
  • Trituramos, probamos de acidez siendo muy probable la incorporación de 2 cucharadas pequeñas de azúcar (para evitar la acidez)
  • Ponemos el queso azul al gusto, rectificamos de sal y lo colamos para conseguir una salsa más fina y sin grumos.
  • El rodaballo lo salamos al gusto y lo colocamos en una fuente para el horno. Regamos con otro vaso de sidra por encima y horneamos durante 10 minutos a 200ºC hasta que el pescado esté en su punto.
  • Para terminar simplemente basta con cubrir el pescado con la salsa y disfrutar de este delicioso plato.


Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Unos espárragos trigueros a la plancha pueden ser una buena guarnición para este plato.
Hemos escogido sidra achampanada por la suavidad que le da al pescado, pero esta receta también acepta la sidra tradicional, con la que conseguirás un sabor con unos matices muy característicos. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)