< volver

Sardinas a la asturiana

Por Cefe, 1 de septiembre de 2020

Añade esta receta a tu lista de favoritos


En la receta que os presentamos a continuación os explicamos cómo cocinar la sardina de dos maneras: al horno y marinada.
Si eres de los clásicos, o por el contrario no tienes tiempo para enredar en la cocina, al horno será tu opción. Pero si, por el contrario, te gusta innovar y ser un atrevido, la marinada será la forma con la que sorprenderás a tus amigos con un sabor 100% asturiano. 

Dificultad: fácil

Tiempo: al horno: 30 minutos / marinadas: 48 horas + 12 horas de elaboración en nevera

Ingredientes: para 3 - 4 personas

Para las sardinas asadas:

  • 10 sardinas
  • 1/4 de vaso de sidra natural asturiana
  • Sal gorda
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Perejil
  • Tomate seco en aceite 

Para las sardinas marinadas:

  • 10 sardinas
  • 1 vaso grande de sidra natural asturiana
  • 80 ml de vinagre de sidra
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Sal gorda
  • Perejil
  • Tomate seco en aceite 


Elaboración:

Para las sardinas asadas al horno:

  • Es importante lavar bien las sardinas con agua bajo el grifo. De esta manera quitaremos fácilmente todas las escamas. El chorro no ha de ser muy fuerte para no maltratar en exceso el pescado.
  • A continuación, las colocamos en una bandeja de horno con papel, así evitaremos que se nos peguen a la bandeja. Añadimos por encima la sidra, el aceite y por último la sal al gusto.
  • Con el horno bien caliente y a una temperatura de 180ºC las asamos durante 15 minutos aproximadamente, hasta que estén en su punto. Es preferible dejarlas bien hechas.
  • Espolvoreamos con perejil picado justo antes de servir, y decoramos con el tomate seco en aceite por encima para darle un toque más dulce.

Para las sardinas marinadas:

  • En primer lugar, debemos de congelar las sardinas al menos 48 horas.
  • El siguiente paso será descongelar las sardinas de manera natural, es decir, en la nevera. En poco más de 3 horas ya las tendréis listas para manipular.
  • Las limpiamos bien con agua bajo el grifo para quitar todas las escamas.
  • Fileteamos las sardinas sacándole los dos lomos y le quitamos la espina central. Las recortamos para dejarlas más apetecibles.
  • Calentamos la sidra junto con el vinagre y el aceite. Añadimos una pizca de sal y cuando haya enfriado un poco, sumergimos las sardinas en esta mezcla. Es importante que el caldo no esté muy caliente. A demás, es importante que cubra por completo todas las sardinas.
  • Lo tapamos con film y lo dejamos en la nevera al menos 12 horas.
  • Para concluir, las decoramos con perejil picado y tomate seco en aceite. Su mezcla de sabores es sencillamente espectacular.

 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Si las vas a cocinar a tu gusto, es muy importante dejarlas en agua fría con mucho hielo para mantener las sardinas bien tersas y duras.
Si haces cantidad y las quieres conservar, añade aceite de oliva virgen extra para que las cubra y así tomarlas en más ocasiones. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)