< volver

Sashimi de salmón con crujiente de calamar

Por Cefe, 27 de agosto de 2015

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Sashimi de salmón con crujiente de calamar

 

Para comprender esta receta, en primer lugar debemos de hacernos esta pregunta: ¿Qué es el sashimi? El sashimi es un término que se utiliza para referirse a cualquier alimento cortado en lonchas. Por eso se puede utilizar para referirnos tanto al salmón como a las verduras.

En la receta de hoy es imprescindible tener un cuchillo que corte muy bien, ya no porque te puedas cortar (esto lo recalco en todos mis talleres) sino porque hacemos cortes limpios sin machacar el producto, y así nos aguantará aún más tiempo. También recalcar que es una receta ideal para los que nos gusta comer los alimentos crudos.
 


DIFICULTAD:
fácil.

TIEMPO: 30 minutos.

INGREDIENTES: para 4 personas:
 

  • 1 calabacín.
     
  • 1 pimiento verde.
     
  • 1 pimiento rojo.
     
  • 400 g de salmón limpio sin espinas.
     
  • 1 vaina de calamar.
     
  • 1 naranja.
     
  • 1 limón.
     
  • Salsa de soja.



 

ELABORACIÓN:

1. En primer lugar necesitaremos un trozo de salmón. Preferiblemente un lomo, para poderle quitar la piel y las espinas... ¡Y no tener luego sustos con ellas!. Un consejo que te doy es ayudarte de una pinza de depilar e ir palpando el salmón y quitarlas una a una.

2. El siguiente paso será ir cortando finamente láminas de salmón y colocándolas en un plato. Un buen cuchillo sería el jamonero, ya que suelen cortar muy bien y son muy finos. Ten paciencia, cortar los pescados finamente requiere su tiempo.

3. Cuando tengamos el salmón cortado, podemos añadirle la mezcla del zumo de una naranja con el del limón y un poco de salsa de soja y añadírselo por encima para darle un toque marinado y que no esté completamente crudo.

4. Es el turno de las verduras, y para ello te recomiendo cortarlas también en trozos bien finos.

5. Vamos con el crujiente de calamar. Lo cortamos en rodajas, lo más finas posibles (si la vaina está congelada nos ayudará mucho, porque no correremos el riesgo de que resbale el cuchillo y nos cortemos). Ponemos una sartén con aceite y cuando esté bien caliente lo añadimos y lo freímos. En ese momento el calamar se enroscará y quedará cerrado, haciendo un crujiente y una forma como veis en la foto.

Para terminar, solo tienes que mezclarlo todo. En una fuente para picar todos al centro de la mesa o individualmente,  en una que tú veas que puede quedar bonita.
 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)