< volver

Socarrat de arroz con langostinos

Por Cefe, 15 de junio de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Socarrat de arroz con langostinos

 

El "socarrat" se produce cuando algunos de los granos de arroz quedan pegados en la base del recipiente debido a su caramelización. A muchos nos encanta este sabor y son pocos los que saben cómo conseguir esta deliciosa capa tostada y crujiente. Así que si quieres aprender a preparar el "socarrat", no te pierdas ningún paso de esta deliciosa receta. 


Dificultad: fácil
Tiempo: 50 minutos
Ingredientes (para 4 personas):

  • 250 g. de arroz bomba
  • 10 langostinos (nº1)
  • 1 guindilla
  • 1 sobre de azafrán
  • 1/2 cebolla
  • 600 ml. de caldo de cocer las cabezas de los langostinos
  • 4 cucharadas pequeñas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • Sal al gusto 

 

Elaboración:

1. Pelamos y limpiamos los langostinos. Separamos las cabezas y reservamos el resto en la nevera.

2. En una olla, añadimos 2 cucharadas pequeñas de aceite y doramos las cabezas de langostinos. Cubrimos con agua y dejamos cocer 30 minutos a fuego suave para después triturar y colar.

3. En nuestra paellera, agregamos el aceite y el ajo picado. Dejamos que se dore e incorporamos la cebolla junto con la guindilla, también cortada en dados pequeños.

4. Agregamos el arroz, rehogamos durante 15 segundos e incorporamos el caldo de haber cocido las cabezas de los langostinos con el azafrán. Dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos.

5. Cuando falten 5 minutos para que nos queden en su punto, añadimos los langostinos.

6. Probamos de sal y corregimos si fuera necesario. Para conseguir el “socarrat”, cuando no tengamos caldo, añadimos un leve chorrito de aceite por encima. Dejamos unos segundos que comience a caramelizar el arroz y lo apagamos. Dejamos reposar 5 minutos antes de servir.
 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Para este tipo de elaboraciones, te aconsejo utilizar el arroz bomba. Es una variedad perfecta para este tipo de elaboraciones ya que puede absorber gran cantidad de caldo sin llegar a pasarse de punto.

Este tipo de arroz tiende a alargarse durante su cocción, guarda muy bien el almidón y que tras su cocinado, no se rompe el grano, sino que se abomba, de ahí su nombre. Es un arroz que siempre te va a quedar suelto y no se te va apelmazar. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)