< volver

Supremas de pavo a la miel

Por Cefe, 30 de enero de 2021

Añade esta receta a tu lista de favoritos


El término suprema hace referencia al trozo de ave o pescado que no tiene ni huesos ni espinas. En las aves hace referencia a la pechuga, mientras que en el pescado, digamos que es la separación de los dos lomos.

Tras explicar un poco que son las supremas, hoy os traemos una receta para que podáis prepararla de dos formas distintas pero de una manera muy sencilla con un producto que habitualmente se suele utilizar en repostería.

La miel ayuda a regular el azúcar en sangre, a reducir el estrés metabólico. Además, promueve la recuperación del sueño y a su vez mejora la función cerebral por lo que es una gran propuesta para cocinarla en esta receta.

Dificultad: fácil

Tiempo: 1 hora

Ingredientes: para 4 personas

Opción rebozada y frita:

  • 1 pechuga de pavo (en filetes)
  • 1 bote de miel (Bosque La Puela)*
  • Harina para rebozar
  • 3 huevos
  • 1 paquete de rebozado crujiente Crunchy Crumbs**
  • Aceite para freír
  • Especias al gusto***
  • Sal al gusto

* Puedes utilizar cualquier tipo de miel.
** Lo encontrarás en la sección de los sin gluten. Puedes utilizar todo tipo de pan rallado.
*** Utiliza la mezcla que más te guste. Encontrarás mezclas preparadas que te proporcionarán un sabor exquisito.

Opción al horno:

  • 1 pechuga de pavo (abierta en libro)
  • 1 paquete de bacon
  • 1 bote de miel (Bosque La Puela)*
  • Mezcla de ajo y perejil en especies**
  • 1 buen chorrito de aceite de oliva
  • 1/4 de vaso de vino blanco
  • Sal al gusto

* Puedes utilizar cualquier tipo de miel.
** Puedes utilizar la que más te guste, pero con esta acertarás seguro.

Para la salsa de miel:

  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1/4 vaso de sidra o vino blanco
  • 1 bote de miel
  • 1 chorrito grande de aceite de oliva
  • Sal al gusto 


Elaboración:

Comenzamos con la salsa:

  • Para ello simplemente tenemos que picar las verduras y ponerlas a pochar en una olla con un buen chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Cuando comience a coger color y ya esté bien pochada, añadimos la sidra o vino blanco al gusto y dejamos que se evapore el alcohol.
  • Trituramos hasta dejar una crema bien fina, sin grumos y si fuera necesario añadimos un poco de agua. Incorporamos miel al gusto, mezclamos y reservamos.

Si queremos rebozar y freír las pechugas

  • Simplemente tendremos que untar las pechugas con miel, un poco de sal y si lo deseas las especias al gusto.
  • Rebozamos siempre por harina, huevo y el pan crujiente.
  • Freímos a una temperatura no muy alta. Nos tiene que quedar bien crujiente por fuera y poco cocinado por dentro.
  • Sacamos a una bandeja con papel absorbente y en una sartén o en una olla colocamos las pechugas. Cubrimos con un poco de la salsa y dejamos que se cocine durante 5 minutos a un fuego no muy alto.


Si quieres cocinarlo al horno

  • Tendremos que pedir a nuestro carnicero que nos deje la pechuga en forma de libro, es decir, abierta. De esta manera, podremos meter en su interior las lonchas de bacon o el ingrediente que más os guste.
  • Enrollamos y untamos con miel. Utiliza unos palillos para que os queden más seguros y no se os abra. A continuación, espolvoreamos con la mezcla de ajo y perejil por encima. Colocamos en una bandeja de horno y tapamos con papel de aluminio.
  • Horneamos durante 40 minutos a 180ºC hasta que esté bien hecha y terminamos cortando rodajas con un cuchillo bien afilado.

 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

El término “a la miel” no tiene porque referirse a cocinarlo en miel. Ambas propuestas ya tienen ese sabor que buscamos, pero hacer esta salsa aporta un toque muy bueno, sobre todo para la opción frita. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)