< volver

Tortilla de patata sin huevo

Por Reyes, 10 de abril de 2020

Añade esta receta a tu lista de favoritos

 

En estos días complicados para todos es fácil que nos quedemos sin algún ingrediente básico en nuestra cocina, como pueden ser por ejemplo los huevos. Si te has quedado sin ellos pero te apetece disfrutar de una deliciosa y jugosa tortilla de patata te propongo esta opción vegana en la que vamos a sustituir el huevo por una mezcla de harina de garbanzo y agua, que hará que nuestra tortilla cuaje perfectamente. Si tienes unos garbanzos secos en la despensa, no te puedes perder esta receta tan rica y diferente, una original manera de disfrutar de tortilla y legumbres al mismo tiempo.

Dificultad: muy fácil

Tiempo: 30 mins

Ingredientes: para 2-4 personas

  • 4 patatas medianas
  • 1/2 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo, con piel y ligeramente machacados
  • 8 cucharadas soperas de harina de garbanzo
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (opcional, potencia el color amarillo y el sabor)
  • Pimienta negra recién molida
  • Una cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Aceite de oliva abundante para freír las patatas

Elaboración:

  • Vamos a comenzar pelando y partiendo las patatas en trozos del tamaño deseado. Calentamos bien el aceite y comprobamos que está bien caliente añadiendo uno de los dientes de ajo con piel, si vemos que burbujea añadimos el resto de dientes de ajo y las patatas y comenzamos a freirlas a fuego medio/alto.
  • Picamos la cebolla en juliana fina,y cuando a las patatas les falte poco la añadimos en el aceite.
  • Mientras tanto, ponemos la harina de garbanzo en un bol y le añadimos la cúrcuma, la cucharadita de sal, la levadura, pimienta negra al gusto y vamos añadiendo agua poquito a poco, mientras batimos continuamente, hasta que tenga la textura de unos huevos batidos. Serán más o menos unos 200 ml de agua, pero lo ideal es añadiendo poco a poco hasta que logremos esa consitencia.
  • Cuando las patatas estén listas procedemos a cuajar a tortilla de la manera convencional, añadimos la mezcla de patata y cebolla en el huevo (descartando los ajos) y mezclamos.
  • Ponemos la sartén elegida en el fuego con un pelín de aceite (podemos usar del que nos sobró de freír las patatas) y cuando esté calienta añadimos la mezcla y tapamos, así se irá cuajando de forma uniforme por los dos lados. Cuando veamos que se despega bien del fondo y está bastante consistente le damos la vuelta con cuidado y doramos por la otra cara.

Sugerencia de La Cocina de Alimerka:

Puedes hacer la harina de garbanzos con la ayuda de un molinillo de café o bien con el accesorio picador de la batidora o un robot de cocina potente, vete metiendo los garbanzos poco a poco y deja descansar el motor de vez en cuando, ya que al ser un ingrediente duro tenemos que trabajar con más cuidado para no dañar nuestra batidora. En este tipo de tortillas se recomienda siempre usar cebolla porque le aporta un extra de jugosidad, pero si no te gusta puedes utilizar un poco de calabacín cortado en juliana.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)