< volver

Tostadas de boniato, tres recetas dulces

Por Reyes, 24 de febrero de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Tostadas de boniato, tres recetas dulces

 

Las tostadas de boniato son el desayuno de moda al otro lado del charco y parece que están llegando con fuerza a nuestras cocinas. Se trata básicamente de cortar el boniato en rebanadas, igual que si de un pan se tratase, y meterlas en el tostador. Es recomendable pasarlas unas cuantas veces, ya que el boniato, al igual que la patata necesita cocinarse bien para que no resulte indigesta. El resultado es una tostada diferente y deliciosa, con ese genial toque dulce que tiene la batata. Hoy os propongo tres formas de disfrutar de estas tostadas si sois más de dulce por las mañanas. ¡Sin duda una manera muy saludable de comenzar el día!

 

Dificultad: muy fácil
Tiempo: 10 minutos
Ingredientes (para una persona):

  • 1 boniato pequeño o mediano

Versión 1:

  • 1 plátano pequeño
  • 2 cucharadas de mantequilla de almendras casera (ver receta aquí)
  • 1 chorrito de miel

Versión 2:

  • 1 kiwi
  • 4 fresones
  • copos de avena
  • 1 chorrito de miel
  • 1 cucharada de queso batido

Versión 3:

  • 1 manzana o 1 pera
  • canela en polvo
  • semillas variadas
  • 1 chorrito de miel 

 

Elaboración

1. Vamos a comenzar pelando el boniato y cortándolo en láminas de aproximadamente 1 centímetro de grosor, igual que si fuese una tostada de pan.
2. Lo ponemos en el tostador y le damos unas cuantas pasadas, en mi caso 4, para que se quede tostadito por fuera y tierno por dentro.
3. Para la primera versión servimos el boniato untado con la mantequilla casera de almendras y rodajas de plátano por encima. Le ponemos un chorrito de miel y listas para servir.
4. Para la versión número dos vamos a servir las tostadas de boniato con el kiwi y las fresas picados y por encima le ponemos un poco de queso fresco batido, un chorrito de miel y unos copos de avena para decorar.
5. Para la última versión, vamos a servir las tostadas con una manzana o una pera picadas en trocitos, espolvoreamos bien con canela, le ponemos un chorrito de miel y terminamos espolvoreando con unas semillas variadas para darle un plus de energía.

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

Como veis las posibilidades son infinitas, tan sólo tenéis que dejar volar vuestra imaginación con los ingredientes que tengáis por la nevera. Lo mejor es que las tomes en el momento, para que estén perfectas de textura y de temperatura. ¡No olvidéis contarnos cuál ha sido vuestra favorita!